SONETOS ENERO 2012

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 1

 

¡Aaay!

 

Acudo, siento, admiro, me desnudo,

deshago tu cintura y la reparo:

dos manos de pintura; y con descaro

te desnudas, admiro, siento, acudo.

 

Anudo, rompo, beso; testarudo

someto tus cimientos al disparo

de estas dos manos, y otra vez avaro

y testarudo, beso, rompo, anudo.

 

Aparto, sajo, trincho, está servida

la mesa de tu vientre, con esmero,

devoro, muerdo y sorbo pura vida.

 

Y hiero y amo, y amo cuando hiero,

que amar es empeñarse en una herida

y herir es colofón para un te quiero.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 2

 

A un amigo

 

Mi amigo es tan amigo e insensato

que escapa de la tierra prometida

y ríe sin recato y sin medida

ante una confesión de asesinato.

 

Mi amigo tiene cuerda para rato,

jamás te pone sal sobre una herida,

y elude a la doncella pervertida

que en vez de la virtud pierde un zapato.

 

Mi amigo es sueño frágil, tierra firme,

es siempre el mal menor, hombro a destajo,

y la sonrisa fácil y burlona.

 

Experto en biencriarme y malvivirme,

es joven de cintura para abajo

y en mi noche más gris, no me abandona.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 3

 

Crucificado

 

Presa el alma a bocados, rota a besos,

a juego el corazón y la camisa,

deshecho el lecho, la brújula imprecisa,

navego a flor de piel, fruto de huesos.

 

Abro el cuaderno azul de los excesos,

y tú, página a página, sin prisa,

le haces ojales blancos con tu risa,

elípticos, impuros y traviesos.

 

Voy a partirme en dos por ofrecerte

esa mitad que nadie ha completado,

y luego, a cara o cruz, a vida o muerte,

 

trasfundirle tu aliento a mi costado,

ansiando compartir con Dios la suerte:

Él a su cruz, yo a ti crucificado.

 

*/*/*/*/*

 

 SEMANA 4

 

Allá

 

Allá donde el amor no es eximente,

la justicia es más ciega todavía;

allá donde no existe poesía,

la palabra es tan sólo aire indecente.

 

Allá donde no haya un imprudente

que se juegue la vida cada día,

perderá la razón la rebeldía

que anidaba en el alma del valiente.

 

Allá donde las risas se descartan

y la sangre no hierve a borbotones

y un beso pueda ser un agravante.

 

Allá donde los pechos no se partan

y enseñen sin temor los corazones,

allá estará mi infierno, Dios mediante.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 5

 

Soy 

 

Soy de dientes adentro tan inmundo

tal cualquier otro ser de carne y hueso;

soy la mezcla letal de sexo y seso,

soy raíz con carné de vagabundo.

 

Entre cielos y ciénagas, fecundo,

me esparzo en sangres tibias, y por eso

la herida de mi boca, con un beso,

entinta hasta tu abismo más profundo.

 

Soy tan sordo que a veces ni me escucho,

me escudo en la humildad de tan soberbio

y no hay límite en ti que no propase.

 

Soy mentira y verdad: “Te quiero mucho”.

Mentirosa escasez en el adverbio...

y tan verdad el resto de la frase.

 

*/*/*/*/*