SONETOS ABRIL 2012

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 15

 

A Blas de Otero

 

Besas besos de mar, a dentelladas1

salobres de resaca y caracolas,

que horadan con la furia de las olas

mi boca de escolleras escarpadas.

 

Ríes lascas de lirio, a bocanadas

esenciales, que rasgan amapolas

y libres de su lastre de corolas

vuelan albas, revuelan madrugadas.

 

Miras, luz y dolor de espina verde,

aguijonando de íntimas distancias,

aceitunando el ámbar de mis huesos.

 

Olvidas… pero deja que recuerde,

en marejadas, púas y fragancias,

tus risas, tus miradas y tus besos

 

*/*/*/*/*

 

1 Este primer verso es de Blas de Otero

SEMANA 16

 

Sereno

 

Las tres de la mañana, y sigo vivo,

el lápiz en la mano y en la frente,

sólo quedan del joven impaciente

arrugas como acuse de recibo.

 

Son las cinco, apenas sobrevivo

en otra noche espuria e indecente,

el lápiz yace a un lado, indiferente

a la hora larga que hace que no escribo.

 

Las seis y media, tos y cielo raso,

un resto de saliva delatora

demuestra una fisura en mi desvelo.

 

Las siete, el gris oscuro le da paso

al sucio dedo rosa de la aurora

enhiesto, y es que así me insulta el cielo.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 17

 

BRÚJULA ROTA

 

Mi corazón, tenaz brújula rota,

quiere marcar tu norte eternamente

latiendo, aunque sea débilmente;

apurando la tenue última gota

 

que del venero de tus labios brota.

Mi corazón sabrá que inútilmente

ha improvisado un ritmo diferente

para huir del compás de la derrota.

 

¡Qué triste es contemplar desde el ocaso

la luz de una mirada abrumadora,

que sabes que no brilla para ti!

 

Ya sé que dar un beso con retraso

es pretender edenes a deshora,

y el futuro… ¡hace tanto huyó de mí!

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 18

 

Desnudo interior

 

Rosas rojas gritando obscenidades,

venas rotas sangrando indignidad,

horizontes y verticalidad

y un tirano rifando libertades.

 

Disfrutar de las malas amistades,

manos blancas que ofendan sin piedad,

y la lengua esparciendo suciedad

en otras bocas y otras cavidades.

 

El alma como maja retratada:

desnuda, sola, triste y depilada,

buscando en el desnudo impunidad.

 

Los labios con el cáncer de mil besos,

en el pecho los músculos y huesos

y de buen corazón... cuarto y mitad

 

*/*/*/*/*