SONETOS JUNIO 2012

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 24

 

A ritmo de tango

 

Qué húmedo es el grito del espejo,

qué pérfido el silencio del error,

las noches sin estera y velador

y ese estertor final de trasto viejo.

 

Qué irónico en la carta ese bosquejo

tan clónico, diez veces, de una flor...

"No más, ya se acabó, chao, sin rencor",

y una firma rasgando tu pellejo.

 

Qué lágrima tan cursi se te escapa,

mira que alguien te puede retratar.

¡Qué va a decir la barra!, traga chapa,

 

sonríe, bebe, arráncate a cantar,

emboza el corazón tras de la capa

y luego en soledad rompe a llorar.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 25

 

Manolo y yo

 

Te acuerdas, Manolo, cuántos sueños

rompían el precinto de la vida.

Qué lejana ninguna despedida,

qué cercanos los cielos madrileños.

 

Los dioses parecían tan pequeños,

tan dulce y tan normal la recaída.

Ninguna decepción, ninguna herida

dejaba cicatriz en los ensueños.

 

Con qué facilidad desaprensiva

sacábamos tú y yo de la chistera

amores imposibles y fugaces.

 

Tú siempre con tu labia subversiva,

yo siempre compartiendo la trinchera:

los dos enamorados contumaces.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 26

 

Tú a tu cruz

 

No me preguntes, Dios, que no respondo

a tus dudas que son eucaristía,

a tu verdad que choca con la mía,

a tu cielo tan hueco y tan redondo.

 

No trates de encontrar mi doble fondo,

no malgastes reservas de ambrosía,

tu a tus fieles y yo a mi idolatría,

nos vemos en tu sótano más hondo.

 

A mi alma no le va marcar el paso

ni esperar recompensas tan lejanas;

le gusta más hartarse de manzanas.

 

Mas no hagas una cruz de mi fracaso,

no lo tomes a mal, como derrota,

ni vayas a morir por este idiota.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 27

 

Oración

 

Recoge desde el vientre hasta la boca

esa espesa presencia de mi vida,

la desbocada urgencia de mi herida

y mi credo que en todo se equivoca.

 

Acoge mi impaciencia que convoca

al perfecto ideario del suicida,

orienta la deriva consentida

de una quilla que enfila hacia la roca.

 

Impide mis apócrifos quereres,

escoge para ti mis tentaciones,

vacúname del ansia de mujeres

 

desnudas de futuro e ilusiones.

Invítame a saber de amaneceres

y colma un corazón de corazones.

 

*/*/*/*/*