SONETOS JULIO 2012

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 28

 

Discúlpenme si soy feliz a gritos

 

Discúlpenme si soy feliz a gritos,

perdonen si confieso este fracaso;

porque sé que el poeta, en cualquier caso,

no alumbra de ovación sino de pitos.

 

La vida, de bandazos infinitos,

promiscuando entre infiernos y parnaso,

hoy cenit, mañana triste ocaso,

me ha reservado un palco en sus gambitos.

 

Y aquí estoy, intentando que Quevedo

no acierte cuando escribe: Año de bienes

de poetas dará mala cosecha”.

 

Y no piensen que pido vuelta al ruedo,

con sólo que no paguen con desdenes,

quedaría mi pluma satisfecha.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 29

 

El alma del revés

 

Aquellas noches hurgan en la herida

de un tiempo que fue todo y escapó,

jugoso ayer que a gusto navegó

la tempestad furiosa de la vida.

 

Aquellas madrugadas sin medida

regurgitan presente, y es que no,

sin tus labios candentes no soy yo,

sin tu bálsamo vientre soy suicida.

 

Te sueño y me hago daño, y aun así

no quiero despertar de estar despierto,

no quiero renegar de lo que di.

 

Te vivo y me desvivo, ya lo ves

que duele más vivir que el estar muerto.

Y es que hoy me he puesto el alma del revés.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 30

 

Novedades

 

El silencio deshizo un aleluya,

la escasa resistencia claudicó,

ya mi lengua sus velas desplegó

buscando el nuevo mundo por la tuya.

 

No hay amor de verdad que no destruya

el amor que hasta ayer le precedió,

pasado que en sus fauces pereció,

dejando el campo libre al que construya.

 

Así voy destruyendo los estigmas

de otras bocas y manos por tu piel,

de otras calmas y de otras tempestades.

 

Así voy esquivando las malignas

virtudes de los dioses de la hiel,

para poder pecar tus novedades.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 31

 

La mitad necesaria

(A León, in memoriam)

 

Con un magma de penas por el pecho,

una escisión total de luz y vida

y un torrente de luto parricida

que me ha dejado atónito y deshecho,

 

el dios más inclemente ha satisfecho

un deseo de ti tan homicida

que tengo el alma espesa y aterida,

el pie cambiado, el corazón maltrecho.

 

Un huracán brutal de desaliento,

una descarga ciega, un jaque mate

cayó sobre tu músculo granate.

 

Un Caronte procaz y descontento

ha amputado de cuajo, a contradiós,

la mitad necesaria de los dos.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 32

 

Mártir erróneo

 

Quise ser inmortal y fui cobarde,

sombra retando al sol, muñeco roto,

el imposible avaro manirroto,

el pecador inútil, que Dios guarde.

 

Yo quise del amor hacer alarde

y me perdí en paraje tan remoto.

Quise serte tan fiel y tan devoto

y fui tan incapaz que llegué tarde.

 

Quise ser tu poeta, apenas eso,

y no me quedan versos que ofrecerte,

margarita sin síes, inconfeso

 

incapaz de morir por merecerte;

mártir erróneo que en la cruz de un beso

quiso resucitar por retenerte.

 

*/*/*/*/*