SONETOS ENERO 2013

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 1

 

Ofertorio

 

Te implico en mis ausencias más remotas.

Te doy mi voz tan vieja y tan usada,

mis ansias y mi fe ya en retirada

y un cobijo precario de alas rotas.

 

Te brindo una victoria y mil derrotas,

mi poco día y mucha madrugada,

mis poemas. tan buenos para nada,

y mi alma y mi lengua manirrotas.

 

Te presento mis manos tan errantes,

tan volubles y locas que entre ellas

las brújulas se tornan inservibles.

 

Te ofrezco un corazón de los de antes,

un crucero de lujo a las estrellas

y una legión de sueños imposibles.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 2

  

Apostasía

 

En esta noche escapo del deseo,

en estas manos medra tu verdad.

¿Angustia o pena? ¿Dónde, libertad?

Y un fuego que no robe Prometeo.

 

En esta noche uso, no poseo,

acato y no conozco autoridad,

peco, imploro, infierno, castidad,

soy firmeza y también me tambaleo.

 

En esta boca cunden inquietudes,

en estos ojos, sombras nada más,

un lejano horizonte y un jamás,

 

son mis metas, mis magras latitudes.

En esta fe hasta cabe apostasía:

yo soy de ti y tú nunca serás mía.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 3

 

Escribo

 

Escribo sin pudor mis decepciones,

a mi mitad mejor pongo en barbecho

y por no suicidarme me pertrecho

de un olvido que castra corazones.

 

Escribo de mi amor a borbotones,

de mil cráteres vivos por mi pecho;

escribo como un mártir, al acecho

de la cruz de sus santas tentaciones.

 

A costa de escribir me doy la vuelta,

enseño mis vergüenzas a destajo

y muestro las costuras de mi sueño.

 

Y a costa de escribir a pierna suelta

reviento por lo alto y por lo bajo

y vivo, si es preciso, en el empeño.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 4

 

Azar

 

Corta, y deja que sea la fortuna

la que juegue contigo y con mi suerte,

ya no puedo envidar por retenerte,

dilapidé mis bazas una a una.

 

El pozo de una apuesta inoportuna:

jactarme de ser tuyo y poseerte,

quiso que, de farol, pujara fuerte

cuando lleva la banca veintiuna.

 

Perfecto perdedor, pago y acato

el sesgo del destino caprichoso;

no aspiro ni al recurso del tramposo

 

y lloro mi derrota sin recato.

Hoy el azar se llama despedida,

hoy ganas tú: final de la partida.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 5

 

Aún

 

Aún tengo locuras disponibles,

aún llevo el amor a flor de piel,

me esperan toneladas de papel

y no me rinden bretes imposibles.

 

Aún voy de adjetivos inservibles,

aún huyo de mesa con mantel,

cambio lengua por lengua en mi babel

y reto a los fantasmas más temibles.

 

Aún se me hace exiguo el universo,

aún sangro ilusión por cada poro

y no exhiben un no mis margaritas.

 

Me cruje el corazón con algún verso

y pierdo el tiempo, el miedo y el decoro.

¿Por qué? Porque tú aún me necesitas.

 

*/*/*/*/*