SONETOS ABRIL 2013

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 14

 

Cuéntales

 

Cuéntales que yo arranco las raíces,

que desafino en notas imprevistas,

que deshago suspiros en aristas

agudas como oscuras cicatrices.

 

Y háblales sin miedo de deslices,

que acaban en inútiles conquistas,

suplicando a usureras prestamistas

la náusea de sus noches infelices.

 

No temas que lo niegue, pues admito

cualquier degradación que con orgullo

presumía hasta haberte conocido.

 

Desde ese día mi mayor delito

es desear con ansia un beso tuyo,

el beso que jamás has consentido.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 15

 

Boca a boca

 

Recaba en este pecho corazones

ya que con uno solo no te basta

y puja sin temor en la subasta

acaparando todas mis pasiones.

 

Recoge a flor de labios tentaciones,

desarbola mis sueños y malgasta

mi última ilusión, que no por casta

dejaba de pecar en tus rincones.

 

Boca a boca quería derramarme,

noche a noche robarte cada día,

cuerpo a cuerpo sangrar por cada poro.

 

Si he podido llegar a equivocarme

tanto así que te quiero todavía,

por qué voy a esconderme cuando lloro.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 16

 

El mar y tú

 

Si no tengo en mis noches tu soñar,

se me espesa la sangre y no palpita

en el pecho esa oscura margarita

que en noes siempre acaba su dudar.

 

Si tierra firme agosta mi mirar

y el secano mis fuerzas debilita,

las lágrimas que acuden a la cita

por salobres las vengo a derramar.

 

¡Qué escorado te sueño y te convoco!

Sin ti, sin maderamen ni aparejos

cómo extraño el placer de navegar.

 

Sin tus besos y el agua soy tan poco

que rehúyo amistades y consejos.

¿Qué me hace falta salvo tú y el mar?

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 17

 

Perdonen

 

Perdonen, ¿ése es mi corazón?

Lo digo porque late demasiado,

su tictac no era antaño desbocado,

palpitaba con más moderación.

 

Este que ahora hierve de ilusión,

que bate desmedido en mi costado

cuesta creer que sea aquél ajado,

apenas de mi pecho polizón.

 

Aquel que con sordina, pechiquieto,

pasaba por amores de puntillas

para no despertar a la ilusión,

 

difunde hoy su fortísimo alegreto,

proclaman sus arterias maravillas

y anuncia a cañonazos su pasión.

 

*/*/*/*/*