SONETOS MAYO 2013

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 18

 

Tan adentro

 

Tengo las manos rotas de premura

y los ojos sangrando tentaciones,

el pensamiento enhiesto, mil perdones,

pero ¡qué bien me sienta tu tortura!

 

Tengo el pecho como una escarpadura

tan a pico que aun con precauciones

voy perdiendo a raudales corazones;

necesito unos labios de sutura.

 

Tengo esclava tu boca en pleno centro,

mi lengua y el deseo incontinentes

de probarte de norte a mediodía.

 

Y tengo, por tenerte tan adentro,

las marcas en mis huesos de unos dientes

que antes de ti te juro no tenía.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 19

 

Tiranía

 

Como ese rayo que al bajar del cielo

en el espejo busca de la mar

la espada fulgurante de su par

por conseguir rival digno de un duelo.

 

Así, arrastrando orgullo por el suelo,

me obceco en la estrategia del llorar,

tratando inútilmente de encontrar

rival con quien batirme en desconsuelo.

 

¡Qué lúgubre la noche en que no pude

recordar tu mirada y tu sonrisa

y devino en desorden la armonía!

 

¡Qué pérfida la muerte que no acude

puntual cuando más se la precisa

convirtiendo el vivir en tiranía!

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 20

 

Escéptico

 

Yo acudo a la llamada de un te quiero

y doy cabida a Dios en un pecado,

por unos ojos muero desangrado

y me florecen versos en enero.

 

Le vendo el alma al diablo zalamero

o mejor, la regalo sin cuidado.

Por un instante íntimo a tu lado,

cambio mi vida eterna sin un pero.

 

Por ti llevo hoy el pecho transparente.

y un recrujir de besos en espera.

Por ti tengo un amor de cabecera.

 

Y yo que fui en dudar impenitente,

hoy creo en ti sin duda y sin respiro.

¡Adiós escepticismo si te miro!

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 21

 

Lengua imperial

 

¿Adónde va mi lengua tan segura,

sin dudas, sin descanso, tan ufana,

sabiendo su objetivo y su diana,

cruzando el ecuador de tu cintura?

 

Rauda va encandilada hacia la oscura

llamarada de seda ultramontana,

con la que tu epicentro se engalana,

brillando como un faro a gran altura.

 

Va cargada de anhelo y de saliva,

asediando golosa tu misterio,

sembrando de humedades su camino.

 

Nunca una lengua fue tan lengua viva,

ninguna, aun siendo el arma de un imperio,

tuvo tan manifiesto su destino.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 22

 

Mi infancia

 

Mi infancia fue inocencia traicionada,

un abuelo del norte y un rencor,

dos colegios de curas y el temor

de rezar a fantoches para nada.

 

Mi infancia fue una infame retirada,

retoques a una estampa sin color,

atajos al suicidio de un amor,

reverso de la meta deseada.

 

Mi infancia fue caminos retorcidos,

ausencias, deserciones, puro cuento,

hincarle el diente al sexto mandamiento

 

apenas despertando los sentidos.

Mi infancia fue fracasos y caídas,

costurones de mil causas perdidas.

 

*/*/*/*/*