SONETOS JULIO 2013

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 27

 

Dame

 

Dame la luz oscura que perfore

mis ojos como pomas bien maduras,

dame aliento de vida y de venturas,

dame futuro cuando me enamore.

 

Dame la hoz furiosa que desflore

el sagrario de tus encarnaduras,

dame esperanza densa, sin fisuras,

que el fondo de mi pecho condecore.

 

Dame aliento vital a llamaradas,

curva mis rectas más inveteradas,

apúntame a tu cielo sin retorno.

 

Dame el pan y la sal de tus caderas,

la clave para esquivas cremalleras,

senténciame al rigor de tu contorno.

 

*/*/*/*/*

 

 

SEMANA 28

 

Siglo XXI

 

Las manos que se tienden sólo buscan propina,

los besos más jugosos te cuestan un riñón,

el Sol, prejubilado, cede paso al neón,

la virtud es fachada y el oro, brillantina.

 

El mejor paraíso apesta a naftalina,

la paz empieza el treinta de un febrero cabrón,

los santos son santones, la pared, paredón

y la bala de gracia su estúpida doctrina.

 

Las catervas de imbéciles decoran las revistas,

las buenas intenciones colapsan cementerios

en donde se agusanan pasados optimistas.

 

Escupen fuego y sombras alígeros misterios,

los templos y senados se llenan de extremistas

y el sulfuro de pobre corroe los imperios.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 29

 

A Blas de Otero

 

Besas besos de mar, a dentelladas

salobres de resaca y caracolas,

que horadan con la furia de las olas

mi boca de escolleras escarpadas.

 

Ríes lascas de lirio, a bocanadas

esenciales, que rasgan amapolas

y libres de su lastre de corolas

vuelan albas, revuelan madrugadas.

 

Miras, luz y dolor de espina verde,

aguijonando de íntimas distancias,

aceitunando el ámbar de mis huesos.

 

Olvidas… pero deja que recuerde,

en marejadas, púas y fragancias,

tus risas, tus miradas y tus besos

 

*/*/*/*/*

SEMANA 30

 

Sereno

 

Las tres de la mañana, y sigo vivo,

el lápiz en la mano y en la frente,

sólo quedan del joven impaciente

arrugas como acuse de recibo.

 

Son las cinco, apenas sobrevivo

en otra noche espuria e indecente,

el lápiz yace a un lado, indiferente

a la hora larga que hace que no escribo.

 

Las seis y media, tos y cielo raso,

un resto de saliva delatora

demuestra una fisura en mi desvelo.

 

Las siete, el gris oscuro le da paso

al sucio dedo rosa de la aurora

enhiesto, y es que así me insulta el cielo.

 

*/*/*/*/*

SEMANA 31

 

Desnudo interior

 

Rosas rojas gritando obscenidades,

venas rotas sangrando indignidad,

horizontes y verticalidad

y un tirano rifando libertades.

 

Disfrutar de las malas amistades,

manos blancas que ofenden sin piedad,

y la lengua esparciendo suciedad

en otras bocas y otras cavidades.

 

El alma como maja retratada:

desnuda, sola, triste y depilada,

buscando en el desnudo impunidad.

 

Los labios con el cáncer de mil besos,

en el pecho los músculos y huesos

y de buen corazón... cuarto y mitad

 

*/*/*/*/*