SONETOS MAYO 2014

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 17

 

Buenos Deseos

 

Que acuda el vino a desfacer entuertos,

Que salga el loco a componer sonetos,

que cundan anisetes y amaretos

y se orlen de bostezos los conciertos.

 

Vengan ciegos los dioses de los tuertos,

que se suelten el pelo los discretos,

que huyan supersticiosos de amuletos

y se jueguen la vida hasta los muertos.

 

Que se pelen la misa las beatas

y una ronda severa de cubatas

se la marque rumboso el más austero.

 

Que una virgen reniegue de su chulo

y nadie tenga que arriesgar el culo

por la endeble razón de ser sincero.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 18

 

Consuélense

 

Yo tiro la moneda: cara. Pago.

Y tú desde la cruz ganas de largo.

Brindo y apuro el trago más amargo

y me envuelvo en mi día más aciago.

 

Errante, como Dido sin Cartago,

quiero honrar al amor y, sin embargo,

soy sicario que besa por encargo,

soy marino y sin navegar naufrago.

 

Pasen y vean, toquen y comprueben,

metan el dedo al fondo de la llaga,

tal vez mi humillación les satisfaga.

 

Acérquense, consuélense y renueven

su fe con la mayor desgracia ajena,

mi gran dolor mitigará su pena.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 19

 

Pues sí, Señor

 

Pues sí, Señor, soy todo lo que ves:

de escasa fe, pero sobrado en duda,

perdóname, por tanto, que no acuda

a hincarme de rodillas a tus pies.

 

Ya sé que tengo el alma del revés,

tal vez por eso no pretendo ayuda

que no provenga de mujer desnuda

con quien firmar gozoso un do ut des.

 

Pues sí, Señor, ya no tengo remedio,

soy insolente, terco, pecador,

y siempre entre la Gloria y el Amor

 

prefiero de unos labios el asedio.

Escojo lo finito, lo cercano

y cambio lo divino por lo humano.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 20

 

Apostasía

 

En esta noche escapo del deseo,

en estas manos medra tu verdad.

¿Angustia o pena? ¿Dónde, libertad?

Y un fuego que no robe Prometeo.

 

En esta noche uso, no poseo,

acato y no conozco autoridad,

peco, imploro, infierno, castidad,

soy firmeza y también me tambaleo.

 

En esta boca cunden inquietudes,

en estos ojos, sombras nada más,

un lejano horizonte y un jamás,

 

son mis metas, mis magras latitudes.

En esta fe de hoy cabe apostasía:

yo soy de ti y tú nunca serás mía.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 21

 

Ofertorio

 

Te implico en mis ausencias más remotas.

Te doy mi voz tan vieja y tan usada,

mis ansias y mi fe ya en retirada

y un cobijo precario de alas rotas.

 

Te brindo una victoria y mil derrotas,

mi poco día y mucha madrugada,

mis poemas tan buenos para nada

y mi alma y mi lengua manirrotas.

 

Te presento mis manos tan errantes,

tan volubles y locas que entre ellas

las brújulas se tornan inservibles.

 

Te ofrezco un corazón de los de antes,

un crucero de lujo a las estrellas

y una legión de sueños imposibles.

 

*/*/*/*/*