SONETOS NOVIEMBRE 2014

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 44

 

Lengua imperial

 

¿Adónde va mi lengua tan segura?

sin dudas, sin descanso, tan ufana,

teniendo claro el fin y la diana,

cruzando el ecuador de tu cintura.

 

Va rauda, encandilada hacia la oscura

llamarada de seda ultramontana

con la que en tu epicentro se engalana

la suma indefensión de la dulzura.

 

Va cargada de anhelo y de saliva,

asediando golosa tu misterio,

sembrando de humedades su camino.

 

Nunca una lengua fue tan lengua viva,

ninguna que fuera arma de un imperio

tuvo tan manifiesto su destino.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 45

 

EPITAFIO

 

No rezo a ningún dios, alzo mi copa.

No pido compasión, me enorgullezco,

renuncio a salvación que no merezco

a cambio de tu cuerpo sin la ropa.

 

Mi corazón maltrecho ya galopa,

pero si en tu sagrario no amanezco

porque al filo del alba desfallezco…

arría el gallardete de mi popa.

 

No encalles en bajíos de amargura

por culpa de este viejo bergantín

herido en la cuchilla de tu roca.

 

Cincela de mi sexo a mi cintura

un jugoso epitafio de carmín

con la púrpura elipse de tu boca.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 46

 

POETA"

 

Quién puede hablar a Dios, sino un poeta.

Quién pecar y pecar y hacer de ello

un canto, una emoción, algo tan bello

como el fugaz envite de un cometa.

 

Quién hace de su vida una secreta

sucesión del indulto al descabello

y oculta de sus versos el destello,

como el diestro la espada en la muleta.

 

Quién acepta inmolarse sin dudarlo

por transmutar en forma la substancia,

por preferir un sueño a la verdad.

 

Por matar el amor y reinventarlo

más cercano si está a mayor distancia,

más real por vivirlo en soledad

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 47

 

De la vida trágica

 

Brusca busca de un dios que no cercene.

Ronca bronca de estrellas enfrentadas.

Peso espeso de sangres derramadas.

Y mi vida se va tal como viene.

 

Cruda ruda verdad que no conviene.

Rojo antojo de fechas señaladas.

Cruento cuento de obscenas pinceladas.

Y mi alma que en pie no se sostiene.

 

Pecho deshecho a golpe de miradas

bate, vate, tu renquear asmático

por mor de algún amor de arte dramático.

 

Noche broche de espermas malgastadas.

Hada violada por su vara mágica.

¡Quién dijo que la vida era tan trágica!

 

*/*/*/*/*