SONETOS ENERO 2015

Autor: Manolo Berriatúa

SEMANA 1

 

CORAZÓN

 

Volvió a caer el siempre incorregible,

volvió a latir a un súbito compás

se vistió de violines y, además,

su retumbar se hizo insostenible.

 

Volvió a olvidar que es casi un imposible

ser más grande que el pecho, mucho más,

y creció como no pudo jamás

crecer un corazón viejo y sensible.

 

Apuró hasta las heces los excesos

voló tan alto que dudó de Dios,

se jugó el resto sin pensar en ello.

 

Y después explotó de amor y besos,

y rutilante, sin decir adiós,

lanzó el último y más bello destello.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 2

 

REFUGIO 

 

¿Por qué si he renunciado a tanta cosa

no puedo renunciar a un beso tuyo?

¡Qué fácil la loriga del orgullo

se deshace en los labios de una diosa!

 

Admito sumisión escandalosa,

no es mío el corazón de ser tan suyo,

y si cobarde soy porque no huyo,

¿quién huye, aunque le hiera, de una rosa?

 

Hoy el altivo halcón que fuera antes

busca tu amparo con las alas rotas,

pues ya no vuela, lucha, ni provoca.

 

Sólo busca con versos suplicantes

y un futuro preñado de derrotas

encontrar el refugio de tu boca.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 3

 

VENDO UNA ESTRELLA

 

Vendo una estrella a un precio razonable

y a nadie le parece interesar.

Traté de ser feliz y, a mi pesar,

me estrellé con un muro infranqueable.

 

Busco boca que bese infatigable,

unos ojos que arropen al mirar,

una mano dispuesta a acariciar

y un corazón sereno y navegable.

 

Regalo una esperanza no muy alta,

me ofrezco entero, sin escatimar,

y sólo pido a cambio poca cosa:

 

la sonrisa que me hace tanta falta,

una mañana a medias frente al mar,

y la paz de una mentira piadosa.

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 4

 

EN TU AUSENCIA

 

En tu ausencia ¿qué soy sino deseo?

¿Sin tus ojos?, penumbra y desamparo.

Del caudal de tu vientre tan avaro,

que más ansío cuanto más poseo.

 

De sólo imaginarte paladeo

tus mieles con olímpico descaro.

Tu beso no es un beso es un disparo

del cual quiero morir sin titubeo.

 

¿Qué imperiosos infiernos me reclaman

por poner al nivel de lo sagrado

el milagro de haberte seducido?

 

¿Por qué no van al Cielo los que aman?

Tal vez es porque aquí ya han alcanzado

un cielo superior: ¡Haber querido!

 

*/*/*/*/*

 

SEMANA 5

 

SOMOS

 

Somos tan cobardes que seguimos viviendo,

somos tan ingenuos que creemos amar.

Vanos y orgullosos cuando vamos venciendo,

¡pero tan pequeños si miramos al mar!

 

Somos infelices, pero andamos sonriendo

y tan pretenciosos que queremos volar.

Fatuos si lucimos en sedas, presumiendo,

¡pero tan desnudos que debemos rezar!

 

Somos casi dioses, y casi barro somos,

un pabilo tenue retando a un huracán.

¿Soplos de lo eterno? Más bien un suspirar.

 

Siempre portadores de cuándos y de cómos

lanzados a cielos que no responderán.

Quizá el alma sea de Dios poder dudar.

 

*/*/*/*/*